Imprimir

Limpieza y cuidados

Limpieza y cuidados

 

Instrucciones sobre conservación recomendadas por los fabricantes europeos de alfombras.

 

 

 

Mantenimiento:

Durante los primeros meses sólo un ligero cepillado con una escoba blanda. A partir del tercer mes realizar un barrido diario en dirección del pelo y una pasada semanal con la aspiradora.

 

Limpieza:

Se recomienda limpieza a fondo al menos una vez al año con detergentes neutros. No usar nunca gasolina, amoníaco ni jabón o detergentes alcalinos.


Normas generales para manchas:

1ª. Evitar que se seque la mancha. Si es sólida o está seca, raspar y cepillar.
2ª. Probar colorido en una esquina con producto de limpieza. Si el mismo es sólido, aplicar producto frotando suavemente.
3ª. Aplicar después agua tibia con esponja y frotar.
4ª. IMPORTANTE SECAR A FONDO.
5ª. Cepillar suavemente la zona que estuvo manchada.

 UN ÚLTIMO CONSEJO: NO SACUDA NI GOLPEE LA ALFOMBRA, DAÑARÍA EL TEJIDO ACORTANDO LA

VIDA DE LA MISMA.

 

Conservación:

Una vez la alfombra esté limpia y seca, se aconseja cubrirla con una sábana o tela de algodón. Enrollarla lo más compacta posible y guardarla dentro de una bolsa de plástico.

Conservar en algún lugar alejado de la luz y la humedad.